Amigos de la Tierra es una organización ambientalista cuyos objetivos están orientados a trabajar desde y para el desarrollo de Sociedades Sustentables, proponiendo cambiar el modelo de desarrollo dominante, pues es el que genera la actual crisis social y ecológica planetaria. A partir de promover la participación de los distintos sectores de la sociedad y fomentar el trabajo en redes con diversos grupos, realiza actividades y campañas enmarcadas en los programas y estrategias institucionales.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Acaparamiento de tierras - Liberan a un campesino santiagueño luego de permanecer 9 días preso por "usurpar su propia tierra"

La disputa por la tenencia de la tierra es una problemática que afecta de lleno a todo nuestro territorio. Ésta se hace particularmente evidente en la provincia de Santiago del Estero, en donde el atropello y autoritarismo de empresas y gobiernos arremeten contra los campesinos y comunidades indígenas, llegándose a cobrar la vida de compañeras y compañeros en múltiples ocasiones .

En el transcurso del mes de noviembre, acusaron a Don Aníbal Santillán, que ocupa su lote en el Departamento Alberdi desde hace más de 50 años, de usurpar su propia tierra. Lo detuvieron luego de un operativo violento, por una orden de la Jueza Llanos Martínez y lo mantuvieron preso durante 9 días.

Compartimos la conversación que mantuvimos con Deolinda, de MOCASE-Vía Campesina, en la que nos relata la situación que viene padeciendo su provincia desde hace más de una década:

"El problema que está teniendo el lugar donde ha ocurrido últimamente la detención de Aníbal Santillán, cercano también al territorio donde ha sido asesinado el compañero Cristian Ferreyra, está en el marco de la disputa por la tenencia de la tierra que está pasando con bastante fuerza en la zona norte de Santiago del Estero. Como el caso de Aníbal Santillán que es un poseedor de esas tierras y en donde viven más familias, las comunidades están teniendo en la actualidad un problema con capitales chinos."

"La disputa en el sur de la provincia es por el aire limpio. Estamos teniendo muchos conflictos por el tema de los agrotóxicos, desde la pérdida de cultivos agroecológicos de las comunidades campesinas e indígenas hasta la afección de nuestras napas subterráneas o los depósitos de agua que tenemos tanto de aljibe como de represas y por consiguiente la contaminación de los alimentos de las cabras, chanchos y gallinas porque  además, para evitar que nuestros animales pasen a sus campos suelen tirar granos de maíz envenenado o tiran ruedas de tractor con agua y veneno."


 "¿Qué es lo que hemos hecho en este tiempo como comunidades campesinas e indígenas? Ir a las mesas de diálogo, llamar a los comité de crisis para dialogar con parte del gobierno, que ellos se comprometan a ver esas situaciones para evitar otras como el asesinato de Cristian y de Miguel."


"Nosotros venimos escuchando que van a ser esto, o aquello, pero en el territorio, esos hostigamientos están casi todos los días. Mismo para las zonas donde estamos sufriendo el tema de los agrotóxicos con los mosquitos fumigadores que se pasan en frente de las casas o te pasan por arriba del rancho las avionetas tirando el veneno, esas son cosas que también son denunciadas y estamos esperando que desde las instituciones del gobierno accionen."


"El domingo pasado sacamos una topadora que estaba ahí cerca de la comunidad de la familia Galván, en el límite con Salta, sin la presencia de la policía ni del comité de crisis, ni de la gente de bosques de la provincia."


"Y lo seguimos haciendo desde acciones frente a los mosquitos, parándolos para que dejen de fumigarnos, o en las escuelas e innumerables ocasiones que van aconteciendo y eso es parte de esa lucha y resistencia."

"Y Don Aníbal Santillán ha salido (de la cárcel) por esa resistencia, por las denuncias permanentes y la solidaridad que hemos tenido desde otras organizaciones provinciales, nacionales y latinoamericanas."


Escuchar el audio completo:

jueves, 28 de noviembre de 2013

Represión violenta en el acampe frente a la planta de Monsanto, en Malvinas Argentinas, Córdoba

COMUNICADO OFICIAL DESDE EL ACAMPE 28/11/2013

  En la mañana de hoy, alrededor de las 8:15 de la mañana, ya habiendo ingresado los trabajadores al predio, se hizo presente en una de las entradas principales del mismo, una patota con alrededor de 70 personas, (entre los cuales se encontraba el delegado de la UOCRA Gutierrez), con la clara intención de desalojarnos del lugar, nos violentaron con golpes, palos, piedras y mostrando armas de fuego calibre 38. Comenzaron a destruir todo el bloqueo, prendiendo fuego carpas y ropa, robando pertenencias personales, rompiendo las construcciones de barro, saqueando la comida y violentándonos físicamente. Cabe destacar que la policía no se hizo presente en el lugar hasta pasar aproximadamente 40 min, en los cuales, ante desesperante situación de extrema violencia, decidimos replegarnos hacia el otro ingreso bloqueado, mientras ellos seguían tirándonos piedras y aprovechando para romper los autos de los propios trabajadores a los cuales supuestamente defendían (acusación que ahora, por lo medios masivos de desinformación cae sobre nosotrxs). Mientras todo esto sucedía, había un policía vestido de civil a la altura del puente de ingreso, que disparó algunas balas de plomo para un costado, buscando amedrentarnos. Policía que después se puso el uniforme y custodió a la patota.
 
Después de avanzar hasta el segundo ingreso continuando con el destrozo de éste bloqueo y la violencia incesante, retroceden al primer acceso y corren las bayas armando un cordón para facilitar el libre acceso de los camiones con materiales de construcción a la planta. Luego llega infantería a proteger la patota y es entonces cuando entran 8 camiones a la planta. Nosotros nos desplazamos hacia la ruta ante la impotencia de la situación.

La tensión se mantuvo y alrededor de las 10 de la mañana comienza a atacar la patota nuevamente con piedras y bombas molotov, mientras un cordón de infantería que estaba delante de ellos nos disparaba con balas de goma. Fue entonces que a modo de defensa prendemos fuego un cordón de gomas en la ruta y ahí se retira la patota custodiada por infantería. Cuando la patota se retira, le pedimos que los revisen ya que nos habían robado nuestras pertenecías (celulares, notebooks, documentos, comida, etc). Mientras tanto un grupo de nosotros se dirige a uno de los bloqueos que da al interior del predio e infantería va detrás de ellos y allí se produce un nuevo enfrentamiento con balas de goma que tiraba infantería a nosotrxs.

  Ante los hechos sucedidos tenemos aproximadamente 25 compañerxs heridxs, afortunadamente todxs fuera de peligro. La construcción colectiva de cada bloqueo que se viene dando hace dos meses se destruyó en gran medida, muchas pertenencias fueron robadas (desde comida hasta computadoras).


Repudiamos todo lo sucedido y hoy más que nunca decimos, NI UN PASO ATRÁS! LA UNICA LUCHA QUE SE PIERDE, ES LA QUE SE ABANDONA!!
Y RESPONSABILIZAMOS al gobierno de la provincia de Córodoba por medio de la tercerización de la represión atraves de estas patotas, y hay pruebas que avala esto, tal como la foto que aquí esta adjuntada del colectivo del que se bajo la patota que es del gobierno provincial de De la Sota

Apelamos al apoyo y PARTICIPACIÓN de todos los habitantes de córdoba y del mundo.

Necesitamos cada día ser más, necesitamos mostrarles que somxs muchxs y no vamos a bajar los brazos. Esta lucha es por la vida y nos involucra a todxs.

Lxs esperamxs!
Para venir en colectivo: desde la Vieja Terminal de Ómnibus de Córdoba sobre las plataformas 36 a 39 Tomar un colectivo ($5,50) que diga “Montecristo” X  Ruta 88 y le pedís al chofer que te baje frente al predio de monsanto.

Recibimos donaciones, hoy mas que nunca las necesitamos:
- Comida: Frutas, verduras, harina, arroz, yerba, fideos, latas, etc.
- Agua
- Elementos de primeros auxilios
- Lonas
- Herramientas de todo tipo
- Y todo lo que crean necesario

Y les dejamos también por si alguien quiere colaborar económicamente, el Nro de Cuenta del Acampe:

Banco Patagonia
Cuenta de Natalia Vellido
Caja de Ahorro: 274-126004229 000
CBU: 03402742 08126004229000

Teléfono de contacto: Sol (0351) 157634727
Nati (0294) 154597545

Patota de la UOCRA tirándonos piedras
Patota de la UOCRA tirándonos piedras
Patota de la UOCRA tirándonos piedras
Patota de la UOCRA tirándonos piedras

Compañero con 6 heridas de balas de goma
Compañero con 6 heridas de balas de goma

Intentando tapar la patente
Intentando tapar la patente

https://www.facebook.com/notes/acampe-en-malvinas/comunicado-oficial-desde-el-acampe-28112013/1410558345847869

martes, 26 de noviembre de 2013

Marcha por la Defensa del Territorio en Corrientes


CONVOCATORIA: Marcharemos por las calles del centro de la Ciudad de Corrientes hacia la casa de Gobierno y la Legislatura, pidiendo a quienes deberían representarnos una respuesta a nuestras demandas.

Jueves 5 de diciembre desde las 9 hs
 Concentración en Plaza 25 de mayo, frente a Casa de Gobierno,
 Ciudad de Corrientes

Compartimos el audio que tuvimos con Cristian Piriz de Guardianes del Iberá:
El grupo ecologista Ysyry de San Miguel, en conjunto con las demás organizaciones que integran Guardianes del Iberá, se suma al reclamo de los pobladores de San Miguel, Loreto, Chavarría, y demás comunidades afectadas por el avance extractivo del modelo forestal y el saqueo del territorio.
Reclamamos que los derechos de habitar un ambiente sano y poseer un trabajo digno sean respetados, al igual que la autodeterminación y la voluntad popular de nuestra población.

NO AL SAQUEO DEL TERRITORIO!
La fundación San Nicolás es una donación otorgada para el reparto de más de 3000 has de tierra a quienes no la tenían y deseaban trabajarla para auto-sustentarse.
A partir del artículo 4 del decreto de ley 198/01  se contempló la participación del pequeño productor, y la creación de un Consejo de Administración.
Desde el 2009 permanece intervenida por el Gobierno Provincial, sin escuchar el reclamo de sus legítimos destinatarios. Peor aún, el artículo 24 de la ley de Ministerios, pretende confiscar estas tierras, pisoteando el derecho y el reclamo de  todos los campesinos de San Miguel y Loreto.

STOP HARVARD
La universidad de Harvard posee aproximadamente unas 86000 has distribuidas entre los departamentos de San Miguel, Concepción y Chavarría, destinadas al monocultivo de pino y eucalipto.
Este avance extractivo genera un daño ambiental y comunitario grave, con consecuencias irreparables y provocando la migración forzada de las comunidades rurales, no genera fuentes de trabajo, elevando el índice de pobreza en una de las provincias más pobres del país.

ANTE ESTAS PROBLEMÁTICAS DECIMOS:
  • El instituto de Promoción Rural (genuinamente Fundación San Nicolás) pertenece a los productores y campesinos de las comunidades de San Miguel y Loreto, NO al gobierno provincial. 
  • Exigimos se detenga el avance extractivo del modelo forestal impulsado por la universidad de Harvard y su presidente Drew Faust.



Campesinos del Valle del Conlara - Fumigaciones en San Luis (Entrevista)

"Ves que te están fumigando... Algo tenés que hacer"

La Asociación Campesinos del Valle del Conlara nuclea a familias campesinas de diferentes localidades de esa región, en la provincia de San Luis. 

Luego de casi una década de lucha colectiva contra las consecuencias del modelo agroindustrial, el pasado 15 de noviembre presentaron un recurso de amparo ambiental para protegerse de las fumigaciones con agrotóxicos que se llevan a cabo indiscriminadamente en la zona, haciendo especial hincapié en la salud de los habitantes del Paraje Santa Martina.
Pasados diez días desde la presentación del amparo, la jueza a cargo lo rechazó con falsos argumentos.
Ante este dictamen, las comunidades necesitan hoy todo nuestro apoyo para poder continuar la lucha, para que no se acalle a los que se oponen a este sistema de producción tóxico, pero por sobre todo, para que se logren respetar sus derechos vitales.

Tuvimos la posibilidad de conversar con "Goyo", campesino de Santa Martina, que nos relató la situación que vienen padeciendo desde la década de los '90.



"Los Campesinos del Valle del Conlara somos cinco comunidades, pero indirectamente hay cuatro comunidades más trabajando. Son comunidades campesinas, de la tierra, que fueron olvidadas y castigadas por las políticas actuales y las de siempre. Simplemente por defender una vida digna en el campo."

"Yo vivo en Santa Martina, que es una comunidad de la organización. Monsanto está desde el '98, '99, pero estaba un poco más lejos. Ahora empezó a alquilar todo campo de aquel que ponga riego, un pivot a la redonda, y les paga por adelantado. Ese año que empezaron se hizo muy visible cómo trabajaban, porque el fumigador entraba día por medio, dos días, y empezó a pasar el avión. Qué tiraban, no sé, lo marean a uno.
Tuvimos malas experiencias de eso, porque venía mucho olor a nuestras casas y empezaba a doler la cabeza, arder los ojos, la piel de la cara, como si tuviéramos una comezón, dolor de garganta, sangrados de nariz, retorcijones del estómago..."


"Yo tengo una beba de 70 días. Este mes recibimos cinco fumigaciones, así que cada vez que aparece el fumigador nos vamos para que ella no sea afectada."


"Esto es clarito. El problema es para todos, para la gente de la ciudad y para la gente del campo.
Este sistema de producción con veneno nos está poniendo en la mesa alimentos, si se le puede decir alimento o una porción de veneno, cada día en nuestros platos, y transgénicos. Nos van enfermando, poquito a poquito."


"Fuimos agarrando coraje, activando. Ves que te están fumigando... qué hacés? Algo tenés que hacer."

 

Amparo ambiental https://www.facebook.com/notes/campesinos-del-valle-del-conlara/san-luis-fumigada/368708056598422

Respuesta al rechazo del amparo: https://www.facebook.com/notes/campesinos-del-valle-del-conlara/rechazaron-nuestro-amparo-ambiental/371124469690114

Campos pertenecientes a CRESUD en el Valle del Conlara, San Luis - 2013

martes, 19 de noviembre de 2013

El saber interdisciplinario contra el Acaparamiento de Tierras por Agronegocios


A partir de nuestro Programa de Soberanía Alimentaria y en el marco de la Campaña contra el Acaparamiento de Tierras y el uso de Agrotóxicos, realizamos el pasado 08 de noviembre, en conjunto con el Centro de Estudiantes de la Carrera “Gestión Ambiental Urbana” (GAU) de la Universidad Nacional de Lanús, un taller para discutir estas problemáticas partiendo de actividades participativas y debates.

Concurrieron más de 25 estudiantes de ésta y otras carreras, como Gestión de Alimentos y Relaciones Internacionales, visualizando al terminar el taller el video “Resistiendo monte adentro” de AT Argentina. ( http://www.youtube.com/watch?v=pN5OZM0y7VM&feature=share&list=UUWoVfM_tCouZvLoLMn_qmhw )

Los participantes se mostraron interesados en profundizar sus saberes y coincidieron en el enfoque propuesto: la crisis alimentaria y el acaparamiento de tierras son consecuencias del modelo de producción explotador manejado por intereses corporativos.

La coyuntura actual requiere de la confluencia de organizaciones sociales, ambientales y del sector académico para caminar hacia un mundo más justo y alternativo, para tender puentes hacia la sustentabilidad.
  
Anteriormente los únicos enfoques de trabajo en el ambientalismo fueron la resistencia y la denuncia de los avances del modelo extractivista. Hoy se necesita transformar y construir, valorando a la educación como herramienta fundamental.

Campesinos del Valle del Conlara, San Luis - Amparo ambiental

Las fumigaciones “atentan contra la vida”
"Nos están haciendo mierda"


Lunes, 18 Noviembre 2013
Por Leonardo Rossi, desde San Luis. Los campesinos del Valle de Conlara, San Luis, presentaron un amparo para frenar las pulverizaciones sobre parajes rurales. Una vez más la vida se debate frente al avance de la industria del agroquímico. 
En sólo un mes, la lluvia tóxica se paseó una, dos, tres, cuatro, cinco veces sobre las cabezas de las familias campesinas del paraje Santa Martina en el Valle de Conlara, San Luis. Hastiados de los mareos, dolores de cabeza, y extrañas picazones de garganta los vecinos presentaron un amparo ambiental para frenar el envenenamiento colectivo, producto de las fumigaciones en campos linderos (sembrados con soja y/o maíz).
Las familias, nucleadas en la Asociación Campesinos del Valle de Conlara, denuncian que la agricultura industrial “atenta contra la vida” campesina y señalan que “el Estado no puede seguir mirando para otro lado”.
La cronología espanta: “El 18 de octubre a las 17 fumigaron en un campo de soja y maíz, con viento norte, en dirección a las viviendas rurales”. La organización estaba reunida cuando como tantas otras veces irrumpió la bruma química. Acto seguido la reacción en los cuerpos: “dolores de cabeza, irritación de ojos, picazón en las gargantas”. Relatan que la toz infantil ganó volumen hasta ceder terreno al llanto. Tristemente acostumbrada a estos episodios, la asociación no tardó en denunciar el hecho en la Comisaría de Concarán, y  en visitar un médico que “confirmó la intoxicación por agroquímicos”.
Entre otros productos, en la zona se utilizan glifosato, 24D y atrazina, producto prohibido en Europa por sus efectos adversos en la salud y el ambiente. 
La secuencia se repitió cuatro veces en menos de treinta días: la nube nauseabunda se posó sobre las casas campesinas el 25 de octubre, a las 5:20, cuando clareaba. El 2, 5 y 14 de noviembre se sucedieron escenas similares.
El viernes pasado, los campesinos optaron por la vía judicial. El juzgado Civil y Comercial de Concarán, donde oficia la jueza Claudia Uccello de Melino, recibió una acción de amparo que llama a “priorizar la salud” de quienes viven en el campo por sobre los intereses empresarios. La presentación reivindica “el derecho al ambiente sano, a la salud y a la vida” (artículo 41 de la Constitución) y procura hacer respetar “el derecho a vivir en el campo”. Entre otras normas provinciales y nacionales apelaron a la Ley General de Ambiente (25.675), que en su artículo cuarto establece el principio de prevención: “Las causas y las fuentes de los problemas ambientales se atenderán en forma prioritaria e integrada, tratando de prevenir los efectos negativos que sobre el ambiente se pueden producir”.
Una expansión violenta
Noche en el paraje Santa Martina. Uno de los tantos encuentros de la Asociación Campesinos del Valle de Conlara. En la casa de Adolfo Andrada tropiezan niños, mientras mujeres y hombres van y vuelven con sus producciones listas para colmar la mesa. Arde la brasa y cruje el cuero del cabrito, en tanto el mate simula ser un aperitivo. Se largan los temas a tratar. Las fumigaciones sin control ganan un lugar destacado. Como puntos conexos: el desmonte, la extracción desmedida de agua para sostener la siembra industrial, el exterminio de la vida rural.
Si la juntada campesina tuviese lugar veinte años atrás las charlas sonarían un tanto extraña. Raro hablar de fumigaciones, aviones y máquinas rociando veneno al lado de las casas. La zona, históricamente criancera, donde predominaba el vacuno, las ovejas y chivos, y donde las producción de maíz servía para alimentar a los animales ha trasmutado. Lo agrícola que era subsidiario de lo pecuario pasó a dominar la región con la soja transgénica a la cabeza.
El modelo agroexportador tiene anclaje real en suelo de Conlara. El “yuyito” que sale de los puertos argentinos presionó sobre la tierra: una hectárea que en 2002 cotizaba 600 pesos, valía 2.500 dólares en 2003 y se duplicó para estos tiempos. Cualquier pequeño productor que alquilaba un pedacito de campo para llevar sus vacas a pastar perdió la pulseada con los que arriendan para sembrar soja. “La economía regional fue destruida”, lamentan quienes habitaron por generaciones esta tierra.
San Luis no se quiso quedar afuera del boom agrario del último decenio. La provincia “ha tenido una violenta expansión del área sembrada” en la última década, destaca el doctor en agronomía  Marcos Karlin en el libro El Chaco Árido (Universidad Nacional de Córdoba, 2013). El concepto tiene carnadura en datos como el avance del desmonte: 55.000 hectáreas arrancadas entre 2006 y 2011 (Ley de Bosques, cinco años con pocos avances –Greenpeace, FARN y Vida Silvestre--).
Otro factor impensado un par de años atrás es la extracción de agua sin control del acuífero de Conlara. Marcos Karlin destaca en su investigación que en el valle hay unas 42.000 hectáreas bajo riego. Y a nivel provincial, el 95 por ciento de la superficie sembrada total (86.000 hectáreas) se sostiene con esa modalidad. 
La cara del modelo extractivo en el valle la ponen, entre otros, Monsanto, la semillera más grande del mundo y Cresud, la empresa de Eduardo Elsztain dueña de unas 500.000 hectáreas en el país y más de 200.000 en el exterior (infocampo.com.ar), que además juega fuerte en el negocio inmobiliario urbano. En Conlara, Cresud reconoce tener 7.072 hectáreas de cultivo bajo riego.
“Nos hacen mierda”
Las presas de cabrito ya engrasan las manos. Humean, desbordan sus jugos y crujen en unas treinta bocas. Los buches llenos no callan. El anfitrión toma un vaso y se dirige hacia afuera. La noche estrellada del valle abraza el cruce de palabras entre Adolfo Andrada (65) y Enrique Alanis (68), ambos nacidos y criados en el paraje Santa Martina. El cronista se arrima, tímido y busca oír. Andrada y Alanis abren su espacio, comparten sus reflexiones y buscan que el visitante conozca de qué se trata la vida en el paraje.
“Sabe usted que cuando éramos jóvenes, vio, no se conocía eso de la fumigación que hay ahora”, lanza Andrada y deja claro que quiere contar con detalle el sufrir que ese fenómeno agro-posmoderno genera. “Hace varios años que estamos con eso de la fumigación y nos hace daño, vio”, suelta con el alma puesta en cada palabra. Hace silencio. La mirada profunda. Y emprende otra vez: “Dicen que es malo eso de los líquidos que tiran, y se siente en el olor”. Andrada tiene mucho para decir: “Sabe que da vuelta el avión, y el algarrobo, el tala se empezaron a secar, ¿será por lo mismo que goteaba el avión?” Alanis piensa en su hijo, y los hijos de su hijo, y los hijos de sus amigos, y los hijos de los hijos de sus amigos. En síntesis: en cada futura vida del paraje.  “El problema es para los que vienen después, la gente joven vamos a decir, los niños, que pueden venir mal con los herbicidas esos.”
Don Andrada tiene claro que no abandonará Santa Martina. Sus pies quieren pisar esa tierra hasta el último día. Pero es consciente de que “si sigue esto de la fumigación, se pone difícil”. Con dolor, comparte su sentir en una última frase: “Nos están haciendo mierda a nosotros.”

sábado, 16 de noviembre de 2013

CRISTIAN FERREYRA PRESENTE! HOY Y SIEMPRE!

RESISTIENDO DESDE MONTE ADENTRO PARA TRANSFORMAR LA REALIDAD

El 16 de noviembre de 2011 en la comunidad de San Antonio, a 60 km de Monte Quemado, provincia de Santiago del Estero, fue asesinado Cristian Ferreyra, miembro de la CCCOPAL MOCASE-Vía Campesina Argentina. Cristian, como otros compañeros y compañeras, venía resistiendo al intento de desalojo por parte de empresarios que contratan matones armados para provocar amedrentamiento en la zona norte de la provincia.
En el marco de nuestra Campaña contra el Acaparamiento de Tierras, tuvimos la posibilidad de conocer la zona y también de conversar con Mirta, la mamá de Cristian, quien a pesar de su inmenso dolor continúa día a día resistiendo desde monte adentro para transformar la realidad que hoy se presenta adversa, producto de intereses mezquinos y sectarios.
A continuación compartimos parte de nuestra charla con ella:

"Los desmontes con topadoras han empezado en San Antonio en el 2010, pero en comunidades vecinas como Pellegrini y Copo desde el 2009 vienen desmontando, principalmente para sembrar soja. Actualmente han parado por el accionar de los compañeros pero no sabemos cuándo van a continuar.  
 
Algunos de los pobladores todavía resistimos peleando por nuestro territorio. Hemos nacido y nos hemos criado aquí y ahora vienen a usurparnos, a querernos sacar, cuando nuestras familias han estado aquí desde nuestros bisabuelos. Algunos se han trasladado al pueblo por falta de espacios y porque sus animales han muerto por no tener el alimento disponible como lo tenían antes. 
Una cría lo poco que tiene, no es como los empresarios: ellos quieren la tierra para soja o para criar animales a gran escala, pero ellos tienen plata para hacer sus fincas y una lo hace a campo libre, nosotros no alambramos. No nos importa la soja, nos importa la Pachamama, para sembrar lo que necesitamos. El Gobierno en eso no nos tiene en cuenta. Aquí cuidamos el monte, la madera que hay en él, los árboles, ya que cuando se desmonta el calor penetra y se hace más intenso, así todo se vuelve más difícil. 
 
Cerca de acá los empresarios están alambrando, y luego empiezan a desmontar. Si el Gobierno no detiene esto nos vamos a morir de hambre porque ¿qué podemos ir a hacer al pueblo nosotros?, nosotros vivimos de los animales que criamos y vendemos. Muchos de los que se han ido volvieron, porque aquí una no necesita comprar la leche, el carbón, el agua, aquí tenemos todo, están nuestras fuentes de agua, nuestros potreros. Aquí la gente vive del monte, sabe cómo trabajarlo, no es como el empresario que tumba todo y sólo deja campo. Nosotros aprovechamos los frutos del algarrobo y el mistol, por ejemplo, para alimentarnos y para alimentar a los animales.
Los empresarios eligieron estas tierras porque dicen que son muy buenas para plantar soja y consideran que los campesinos somos vagos que no trabajamos la tierra y no podemos obtener mucha producción. Ellos compran las tierras muy baratas y dicen que en ellas no vive nadie.

Mi hijo Cristian se acercó al MOCASE hace más de dos años, porque veíamos que ya estaban muy encima los empresarios y nos iban a sacar a nosotros. A él le quitaron la vida pero su lucha continúa en nuestra comunidad."

sábado, 9 de noviembre de 2013

Carta en respuesta a las declaraciones de la Universidad de Harvard

Compartimos la carta que enviamos a las principales autoridades de la Universidad de Harvard, en respuesta a las declaraciones que hicieran justificando sus actividades de explotación forestal en la provincia argentina de Corrientes.

Buenos Aires, 08 de noviembre de 2013

A la presidente de la Universidad de Harvard
Drew Faust;

Nos dirigimos a usted en relación a las declaraciones que el vocero de la presidencia, Kevin Galvin, hiciera al diario Clarín (http://www.clarin.com/sociedad/Harvard-tierras-alumnos-acusan-explotarlas_0_1017498323.html) con respecto a la actividad forestal que la Universidad que usted preside efectúa en la provincia de Corrientes, Argentina, por medio de las dos sociedades anónimas Las Misiones S.A. y Evasa S.A. Según las declaraciones de Kevin Galvin citadas por el mencionado diario, la Universidad sostiene que Evasa S.A. obtuvo “importantes certificaciones de calidad y Las Misiones espera lograrlo pronto.”

Estamos en pleno conocimiento de que Evasa S.A. obtuvo la certificación del Consejo de Manejo Forestal (FSC por su sigla en inglés) Sin embargo, desde Amigos de la Tierra Internacional, como la red de organizaciones ecologistas más extensa del mundo, y tratándose de una de nuestras luchas llevadas adelante en numerosos países donde funcionan nuestros grupos de base, no podemos evitar señalar que la certificación de plantaciones industriales de árboles por parte del Consejo de Manejo Forestal ha sido un instrumento de legitimación del modelo de monocultivos en gran escala. Su programa de acreditación, que cuenta con el reconocimiento internacional, asegura a los consumidores que las empresas que cuentan con su sello hacen “un manejo forestal socialmente beneficioso, ambientalmente apropiado y económicamente viable”.

Desde hace largo tiempo, el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales –WRM- y Amigos de la Tierra Internacional, junto con otras organizaciones y movimientos sociales, han venido denunciando el nefasto papel de la certificación de modelos productivos que son intrínsecamente insustentables y demostradamente perjudiciales, tanto para el ambiente como para las comunidades, como es el caso de los monocultivos de árboles y el FSC.

Como el caso Veracel Celulose en Brasil (informe elaborado por el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales – WRM en su boletín mensual número 189 de Abril de 2013) ni las malas condiciones de trabajo, ni los bajos salarios, ni la concentración de tierras que supone el negocio de monocultivos de árboles para celulosa impiden que esta empresa cuente con un “sello verde” del FSC para tranquilizar a sus clientes.

Para las comunidades que conviven con la realidad de las empresas plantadoras de eucalipto y las fábricas de celulosa, el sello FSC resulta una farsa ya que avala la impunidad para con las violaciones de los derechos. Significa la certificación de las injusticias sociales, ambientales y culturales.

La certificación del FSC avala, además, el acaparamiento de grandes extensiones de tierras por empresas que utilizan ese sello de falsa sustentabilidad para facilitar la obtención de las licencias necesarias para la expansión de sus actividades, agravando aún más los impactos ambientales y sociales.

Los monocultivos de árboles a gran escala ocupan vastas áreas de tierras, provocan el desplazamiento de las comunidades locales, consumen enormes cantidades de agua y nutrientes del suelo y requieren el uso intensivo de agrotóxicos. Estas características las hacen intrínsecamente insustentables y por lo tanto no pueden ser certificadas como “sustentables”.

Confiamos en que usted como presidente de la Universidad de Harvard tomará en consideración los trabajos de investigación de nuestras organizaciones al respecto de la certificación forestal y los tendrá en cuenta para las acciones de la Institución que representa.

Saluda atentamente,
 
Eduardo Sánchez
Coordinador del Programa de Bosques y Biodiversidad

Fundación Amigos de la Tierra Argentina

 Acompañan con su firma las siguientes organizaciones:



Acción por la Biodiversidad - Grain
Movimiento Mundial por los Bosques (WRM)













Friends of the Earth International (FoEI)

Amigos de la Tierra Argentina fue creada en 1984, integra la Federación Argentina de Amigos de la Tierra, desde 1999. 
Desde 1985 es miembro de Friends of the Earth International (FoEI), una de las mayores organizaciones dedicadas a la preservación, restauración y uso racional del medio ambiente. 
Fundada en 1971, tiene su Secretaría Internacional en Holanda, contando en la actualidad con 70 grupos independientes alrededor del mundo, actuando internacional, nacional y localmente.


CARTA ORIGINAL ENVIADA (EN INGLÉS):
Carta a autoridades de Universidad de Harvard (Inglés)