Amigos de la Tierra es una organización ambientalista cuyos objetivos están orientados a trabajar desde y para el desarrollo de Sociedades Sustentables, proponiendo cambiar el modelo de desarrollo dominante, pues es el que genera la actual crisis social y ecológica planetaria. A partir de promover la participación de los distintos sectores de la sociedad y fomentar el trabajo en redes con diversos grupos, realiza actividades y campañas enmarcadas en los programas y estrategias institucionales.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Carta en respuesta a las declaraciones de la Universidad de Harvard

Compartimos la carta que enviamos a las principales autoridades de la Universidad de Harvard, en respuesta a las declaraciones que hicieran justificando sus actividades de explotación forestal en la provincia argentina de Corrientes.

Buenos Aires, 08 de noviembre de 2013

A la presidente de la Universidad de Harvard
Drew Faust;

Nos dirigimos a usted en relación a las declaraciones que el vocero de la presidencia, Kevin Galvin, hiciera al diario Clarín (http://www.clarin.com/sociedad/Harvard-tierras-alumnos-acusan-explotarlas_0_1017498323.html) con respecto a la actividad forestal que la Universidad que usted preside efectúa en la provincia de Corrientes, Argentina, por medio de las dos sociedades anónimas Las Misiones S.A. y Evasa S.A. Según las declaraciones de Kevin Galvin citadas por el mencionado diario, la Universidad sostiene que Evasa S.A. obtuvo “importantes certificaciones de calidad y Las Misiones espera lograrlo pronto.”

Estamos en pleno conocimiento de que Evasa S.A. obtuvo la certificación del Consejo de Manejo Forestal (FSC por su sigla en inglés) Sin embargo, desde Amigos de la Tierra Internacional, como la red de organizaciones ecologistas más extensa del mundo, y tratándose de una de nuestras luchas llevadas adelante en numerosos países donde funcionan nuestros grupos de base, no podemos evitar señalar que la certificación de plantaciones industriales de árboles por parte del Consejo de Manejo Forestal ha sido un instrumento de legitimación del modelo de monocultivos en gran escala. Su programa de acreditación, que cuenta con el reconocimiento internacional, asegura a los consumidores que las empresas que cuentan con su sello hacen “un manejo forestal socialmente beneficioso, ambientalmente apropiado y económicamente viable”.

Desde hace largo tiempo, el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales –WRM- y Amigos de la Tierra Internacional, junto con otras organizaciones y movimientos sociales, han venido denunciando el nefasto papel de la certificación de modelos productivos que son intrínsecamente insustentables y demostradamente perjudiciales, tanto para el ambiente como para las comunidades, como es el caso de los monocultivos de árboles y el FSC.

Como el caso Veracel Celulose en Brasil (informe elaborado por el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales – WRM en su boletín mensual número 189 de Abril de 2013) ni las malas condiciones de trabajo, ni los bajos salarios, ni la concentración de tierras que supone el negocio de monocultivos de árboles para celulosa impiden que esta empresa cuente con un “sello verde” del FSC para tranquilizar a sus clientes.

Para las comunidades que conviven con la realidad de las empresas plantadoras de eucalipto y las fábricas de celulosa, el sello FSC resulta una farsa ya que avala la impunidad para con las violaciones de los derechos. Significa la certificación de las injusticias sociales, ambientales y culturales.

La certificación del FSC avala, además, el acaparamiento de grandes extensiones de tierras por empresas que utilizan ese sello de falsa sustentabilidad para facilitar la obtención de las licencias necesarias para la expansión de sus actividades, agravando aún más los impactos ambientales y sociales.

Los monocultivos de árboles a gran escala ocupan vastas áreas de tierras, provocan el desplazamiento de las comunidades locales, consumen enormes cantidades de agua y nutrientes del suelo y requieren el uso intensivo de agrotóxicos. Estas características las hacen intrínsecamente insustentables y por lo tanto no pueden ser certificadas como “sustentables”.

Confiamos en que usted como presidente de la Universidad de Harvard tomará en consideración los trabajos de investigación de nuestras organizaciones al respecto de la certificación forestal y los tendrá en cuenta para las acciones de la Institución que representa.

Saluda atentamente,
 
Eduardo Sánchez
Coordinador del Programa de Bosques y Biodiversidad

Fundación Amigos de la Tierra Argentina

 Acompañan con su firma las siguientes organizaciones:



Acción por la Biodiversidad - Grain
Movimiento Mundial por los Bosques (WRM)













Friends of the Earth International (FoEI)

Amigos de la Tierra Argentina fue creada en 1984, integra la Federación Argentina de Amigos de la Tierra, desde 1999. 
Desde 1985 es miembro de Friends of the Earth International (FoEI), una de las mayores organizaciones dedicadas a la preservación, restauración y uso racional del medio ambiente. 
Fundada en 1971, tiene su Secretaría Internacional en Holanda, contando en la actualidad con 70 grupos independientes alrededor del mundo, actuando internacional, nacional y localmente.


CARTA ORIGINAL ENVIADA (EN INGLÉS):
Carta a autoridades de Universidad de Harvard (Inglés)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario