Amigos de la Tierra es una organización ambientalista cuyos objetivos están orientados a trabajar desde y para el desarrollo de Sociedades Sustentables, proponiendo cambiar el modelo de desarrollo dominante, pues es el que genera la actual crisis social y ecológica planetaria. A partir de promover la participación de los distintos sectores de la sociedad y fomentar el trabajo en redes con diversos grupos, realiza actividades y campañas enmarcadas en los programas y estrategias institucionales.

sábado, 13 de octubre de 2012

Festival por la Vida en Chilecito

Defendamos la Laguna Brava y digamos no a la venta de agua para mineras chilenas!

Participan: Ramón Sanz, Silvina Fernandez, La Madre del Borrego, San Pogo y Pica juarez
Radioteatro: limadura de hierro, ralladura de limón, el hormiguero.
Danzas, titeres, pinturas
A las 16 en el Parque Municipal de Chilecito
Invita Asamblea Ciudadanos por la Vida

martes, 9 de octubre de 2012

Comunicado de Prensa de la Asamblea Popular por el Agua


Prensa Unión de Asambleas Ciudadanas Informa
3 de Octubre de 2012 


Porque seguimos sosteniendo que VALE, NO VALE LA PENA.

Mendoza, 2 de octubre de 2012

El conflicto de las innumerables promesas incumplidas que viene afrontando hace meses la empresa brasilera Vale tiene hoy como protagonistas a los trabajadores mineros desocupados. Estos trabajadores han tomado medidas tanto en territorio neuquino como mendocino para hacer escuchar sus necesidades. En este caso, las mentiras de la empresa se refieren a las promesas laborales que generaron en ellos la ilusión de contar con un salario digno y poder alimentar a sus familias. Los vecinos del lugar aúnan sus voces en reclamo de los puestos de trabajo prometidos por la minera y vienen exigiendo hace meses que se dé una respuesta a este conflicto. Ex trabajadores del lugar y desempleados han tomado el predio y las instalaciones, y de esta forma,  la construcción se encuentra paralizada.

Como ya ha ocurrido antes, esta trasnacional que hoy está instalada en nuestro territorio vuelve a estar en aprietos por acuerdos no cumplidos referidos a empleos estables, dignos y locales, situación que no debería sorprendernos teniendo en cuenta que ésta fue electa el pasado 26 de enero la peor corporación del mundo por el Public Eye Awards (Premios Ojo Público), conocido como el "Nobel" de la vergüenza corporativa mundial en lo que respecta a conflictos ambientales, laborales y sociales.

De esta manera, la empresa sigue jugando con las necesidades de los pueblos de Malargüe (Mendoza) y Rincón de los Sauces (Neuquén), localidades que se ven directamente afectadas por la explotación del yacimiento de Potasio Río Colorado y que aún no perciben indicio alguno del progreso prometido.

Este es unos de los mitos que difunden estas empresas Megamineras para instalarse en nuestro territorio: innumerables puestos de trabajo y un progreso nunca antes visto por las comunidades involucradas. Hoy vemos las grandes mentiras de Vale al no concretar nunca un cupo fijo de empleo: el Informe de Impacto Ambiental indica que durante la construcción emplearían unos 750 trabajadores en la provincia de Mendoza (1.170 en total en el país), pero luego de aprobado, la publicidad empresaria afirmaba que serían 3.000 y luego 4.500, mientras el gobierno dice que son sólo 3.500.

Por otro lado, en lo que respecta al progreso, la empresa plantea como respuesta la construcción de un ferrocarril de 350 km, desde el lado neuquino, frente al proyecto, hasta empalmar con las vías preexistentes en Chichinales (Río Negro), al este de Gral. Roca. Con este proyecto buscarían remediar centenas de puestos de trabajo que no han podido brindar hasta el momento. Sin embargo, cabe destacar que la construcción del mismo hoy se encuentra totalmente detenida y que este tren será sólo de carga, al servicio del saqueo minero y no de los pueblos.

Reafirmamos una vez más que nuestros enemigos no son los trabajadores mineros: ellos son un sector vulnerado de la sociedad que se ve obligado a trabajar en esta actividad ya que no existen políticas de desarrollo local, generación de empleo e inclusión social, y sin duda Vale no es la respuesta ante estas ausencias.

Por otro lado, denunciamos públicamente el fraude llevado a cabo por la firma brasilera de contratar a personas que no son residentes reales de Malargüe, sino que se les ha otorgado un domicilio momentáneo para poder ingresar a la misma. De este modo finge “cumplir”, sólo en los papeles, con el 75% de empleados mendocinos acordado en el “Acta Compromiso” entre la empresa y el gobierno (firmada por el ex mandatario Celso Jaque y el actual intendente malargüino, Juan Antonio Agulles).

Es por esto que responsabilizamos también a los gobernantes, por respaldar las promesas de la empresa  respecto de cifras de puestos de trabajo y proporciones de “empleo mendocino” que de ningún modo han sido cumplidas hasta el momento. Y por hacerse cómplices de las trasnacionales, avalando sus planes de saqueo, contaminación, pobreza y retroceso, priorizando los intereses de las empresas por sobre la voluntad de los pueblos que deberían representar.

Porque Vale no vale la pena.
Basta de saqueo y contaminación.
NO A LA MEGAMINERÍA               
Plena vigencia y constitucionalidad de la Ley 7.722
La fractura hidráulica no es una alternativa.


Contactos:
Sergio: 261-5415222
Eugenia: 261-6065913

lunes, 8 de octubre de 2012

El Río es nuestro!

Mientras preparamos octubre azul 2012, compartimos las fotos de la colección creada en la semana del agua 2010























viernes, 5 de octubre de 2012

Nueva represión con indígenas asesinados en Guatemala


El gobierno guatemalteco del militar Otto Pérez Molina reprimió este jueves 4 de octubre una movilización pacífica de pueblos indígenas mayas con un saldo de al menos siete indígenas fallecidos mientras se manifestaban en torno al acceso a la energía eléctrica, la formación de maestros y la concesión de territorios a la minería sin el consentimiento de las poblaciones.
La represión tuvo lugar por parte de fuerzas del Ejército y la Policía Nacional Civil, y campesinos mayas kichés del departamento guatemalteco de Totonicapán, en el marco de la movilización sobre los kilómetros 170 y 188 de la ruta Interamericana.
La convocatoria fue realizada por los denominados “48 cantones”, una organización ancestral de gran representatividad entre las comunidades mayas quienes reaccionaron ante una reforma constitucional que plantea el retorno de la “mano dura” hacia las poblaciones indígenas a través de la militarización de los territorios, impulsada por el gobierno de Pérez Molina.
A ello se suma en rechazo al aumento del precio de la energía eléctrica y a una reforma educativa que incluye el alargamiento a cinco años de la carrera magisterial. En paralelo a las protestas una delegación se dirigió a la ciudad de Guatemala para entrevistarse con el mandatario.
“Exigimos el retiro inmediato del ejército en todas las comunidades de los pueblos originarios de Guatemala, ya que esto no es más que la remilitarización de nuestros territorios y la expresión de un gobierno contrainsurgente reviviendo así la época del conflicto armado interno” dijo en un comunicado frente a los hechos la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej.
Radio Mundo Real entrevistó desde Huehuetenango a Francisco Mateo Morales, del Consejo de Pueblos de Occidente (CPO) quien indicó que el gobierno no ha cesado de brindar concesiones mineras y de insistir en una enmienda constitucional que garantice la intervención del Ejército en la seguridad pública. “Todo esto ha motivado una serie de movilizaciones y demandas de los pueblos. En ese marco las autoridades de los 48 Cantones, que es una organización referente y ancestral del pueblo maya, hicieron un llamado a una manifestación pacífica a la que acudieron miles de pobladores”, dijo Francisco Mateo Morales.
Francisco vinculó los hechos del 4 de octubre con la represión en Santa Cruz Barillas –que también arrojara la muerte de un líder comunitario- a comienzos de mayo de este año y la posterior declaratoria de estado de sitio en esa región.
A todo esto, Pérez Molina -general retirado del Ejército, acusado de genocidio por sus acciones durante el conflicto armado en los años 80- amenazó a la población señalando: "que vuelva a la paz o nosotros vamos a ir a imponer la paz". Además de los fallecidos se reportó una cuarentena de heridos, algunos de ellos de gravedad.
Francisco manifestó su llamado a la opinión pública internacional a estar alerta de los hechos en Guatemala y sostuvo que “los pueblos hemos luchado desde la democracia directa y participativa rechazando este modelo, entonces nuestros pueblos tienen vocación de diálogo. Esperemos que el gobierno recapacite y cambie el rumbo y la actitud”.
En tanto, este viernes 5 miles de indígenas se amontonaron en el parque central de Totonicapán para velar a los fallecidos víctimas de la represión. Los ataúdes recorrían la plaza central mientras que indígenas mayas alzaban varas de madera y gritaban: ¡"justicia, justicia, justicia"!, relata un portal guatemalteco.
Las muertes de la ruta Interamericana generaron una fuerte reacción de organizaciones sociales y de DDHH en Guatemala. Una veintena de ellas se reunían en la capital para definir las acciones a seguir y eventualmente convocar a una movilización a las puertas mismas del palacio presidencial.
Escuche la entrevista con Francisco Mateo Morales del CPO en audio adjunto.
(CC) 2012 Radio Mundo Real

martes, 2 de octubre de 2012

¡NO a la privatización de las semillas en Argentina!


10 motivos para luchar contra el proyecto de ley que pretende privatizar las semillas en la Argentina


Sectores del Agronegocio, de las transnacionales, así como el Ministro de agricultura y otros funcionarios, vienen trabajando sobre un nuevo proyecto de Ley de semillas. Según los borradores que se conocen y por las declaraciones públicas, el mismo busca subordinar la política nacional de semillas a las exigencias de la UPOV y las transnacionales.
Las consecuencias las sufrirán los campesinos y agricultores familiares, pero también el pueblo argentino, ya que golpeará sobre el mercado interno de alimentos.
Podemos afirmar que:
  1. La ley propuesta no protege los conocimientos ni la biodiversidad; sólo fomenta la privatización y protege la propiedad sobre lo que es un patrimonio colectivo de los pueblos, especialmente de las comunidades campesinas y los pueblos indígenas. De esta forma expande un principio inaceptable, el de que es posible y aceptable privatizar los conocimientos y diversas formas de vida La ley es parte de un conjunto de normas e iniciativas políticas que fomentan la privatización de los conocimientos y de las formas de vida, como las leyes de patentes, la privatización de los sistema de investigación, la privatización de la educación, etc. Este tipo de normas concentra un poder creciente en manos de unas pocas empresas transnacionales, expropia y privatiza el patrimonio biológico nacional, arruina los sistemas nacionales de investigación, dificulta el intercambio de información -fundamento del avance científico-, agrede e impide el normal desarrollo de las formas campesinas e indígenas de relacionarse y hacer agricultura, y violenta principios éticos fundamentales, como es el libre acceso al conocimiento. Al permitir la privatización de las semillas, esta ley y su antecesora además ponen el lucro por sobre el derecho fundamental a la alimentación.
  1. Abre las puertas para que se profundice la expropiación y privatización de la biodiversidad agrícola y silvestre de Argentina. El proyecto de ley hace posible la mayor privatización de los recursos genéticos y de la biodiversidad nativa de Argentina al expandir los llamados derechos de obtentor sobre las especies vegetales. Al aplicarse la ley a todas las especies vegetales, el proyecto permite que toda especie nativa pueda transformarse en propiedad de empresas nacionales o extranjeras. Lo único que se requerirá es hacer un trabajo simple de selección para lograr una población o grupo de plantas relativamente homogéneas. Adicionalmente, el proyecto de ley facilita que cualquier empresa se apropie de las variedades campesinas e indígenas, al considerar como “nuevo” cualquier variedad que no haya sido comercializada ampliamente o inscrita en registros de propiedad intelectual.
  1. Ilegaliza o restringe gravemente prácticas que han estado en vigencia desde los inicios de la agricultura, como es el seleccionar, mejorar, obtener, guardar, multiplicar e intercambiar semilla libremente a partir de la cosecha anterior. Esta práctica es un derecho fundamental de los agricultores y agricultoras del mundo -incluso reconocida por el Tratado de Recursos Fitogenéticos de la FAO- que además fue central en crear la diversidad y riqueza genética utilizadas por las mismas empresas semilleras que buscan hoy prohibir aquella práctica. El proyecto de ley impedirá que las comunidades campesinas e indígenas experimenten, mejoren e intercambien libremente las semillas, proceso a través del cual generaron toda la diversidad que hoy sustenta a la agricultura. Peor aún, la combinación de esta ley con la ley de patentes hará posible que los agricultores cuyas variedades hayan sido contaminadas por cultivos transgénicos sean penalizados y sus variedades sean confiscadas. Se crea así una clásica situación del ladrón detrás del juez.
De esta manera, el proyecto de ley entra en conflicto con el Tratado de Recursos Genéticos de la FAO, del que Argentina es signatario.
  1. Fortalece las condiciones para que se profundice la introducción de nuevos cultivos transgénicos y su expansión, al otorgar propiedad sobre variedades sin exigir prueba efectiva de mejoramiento y en base a la simple expresión de un carácter. La definición de los requisitos para otorgar propiedad no exige que una variedad sea efectivamente mejor que las ya existentes, ni siquiera exige que sea útil o inocua. Al definir que basta la diferenciación de un carácter, facilita significativamente la práctica común de las empresas biotecnológicas de utilizar variedades antiguas para adicionar transgenes o genes cosméticos (sin valor productivo, pero capaces de provocar una diferencia visible) y luego registrarlas como “nuevas”. La no exigencia de mejorías comprobables o de inocuidad facilita además la introducción de cultivos tóxicos.
  1. Crea condiciones para expandir la presencia de empresas semilleras transnacionales en el país, en desmedro del desarrollo nacional de variedades vegetales. La experiencia mundial ha demostrado que las leyes de propiedad industrial sobre las plantas han provocado un proceso de concentración extrema de la producción de semillas a nivel mundial, restringiendo así el acceso a nuevas variedades. Al no permitir el libre uso de las variedades existentes para crear nuevas variedades -base de los grandes avances en mejoramiento genético- la nueva ley hace muy difícil el ingreso de nuevos actores a los procesos de mejoramiento genético, reduciendo así la oferta tecnológica.
  1. Al otorgar poderes monopólicos sobre las semillas, dificultar los procesos de mejoramiento genético independiente, impedir que los agricultores produzcan sus propias semillas y facilitar los procesos de concentración de las empresas semilleras, provocará inevitablemente el alza de los precios de las semillas, encareciendo la producción agrícola en general y la de alimentos en particular. El proyecto de ley crea las condiciones para un control monopólico del primer eslabón (las semillas) de la cadena de producción de los alimentos, quedando gran parte de la población expuesta a esta vulnerabilidad. Esta situación a la fecha no ha sido posible debido a que la producción de semillas se encuentra en manos de muchos y muchas agricultoras.
  1. Otorga a las empresas semilleras el “poder de policía”, ya que deja en sus manos el asegurar que las disposiciones de la ley se observen adecuadamente. Es conocido que empresas como Monsanto y Syngenta han creado verdaderos cuerpos policiales para controlar que los agricultores y campesinos no utilicen lo que ellos consideran su propiedad. Se violan así incluso normas fundamentales del país, como el que los cuerpos policiales están bajo el control y mando del Estado y los poderes fiscalizadores dependen o son supervisados por éste. Es inadmisible la privatización del poder de policía.
  1. Permite el decomiso y embargo de los cultivos y cosechas de quienes sean acusados de no cumplir con la ley. Esto se puede traducir en la destrucción de cultivos y plantaciones frutales, en el decomiso de productos ya a la venta, e incluso en el embargo de exportaciones argentinas. La ley facilita demandas sin fundamento y limita el derecho a defensa de los demandados.
  1. El proceso de negociación de la ley está viciado de secretismo y sectarismo al ser llevado adelante a puertas cerradas y únicamente con la participación de sectores corporativos, sin darse a conocer al público el borrador que se está discutiendo ni posibilitar la participación de toda la sociedad en el debate. Una nueva Ley de Semillas de estas características afectará al conjunto de la sociedad. Impedir su debate público es un atentado a los derechos humanos de todo el pueblo argentino. Negar la información sobre el Proyecto, como ha hecho el CONASE a las organizaciones que lo han solicitado (no respondiendo el pedido) demuestra que no existe intención alguna de abrir las puertas al debate.
  1. El anuncio de la modificación de la Ley hecho simultáneamente con la aprobación de la soja rr2 de Monsanto confirma quien es el principal beneficiario de este Proyecto. La anunciada “Alianza Estratégica” con Monsanto tiene a la modificación de la Ley de Semillas como uno de sus pilares. De hecho, la mayor corporación biotecnológica del mundo ha expresado este reclamo desde comienzos del Siglo 20 exigiendo que Argentina le garantice la “seguridad jurídica” para introducir nuevos transgénicos.
Hacemos un llamado a Rechazar un proyecto de ley que atenta gravemente contra el conjunto de los habitantes de nuestro país. La agricultura tiene un carácter eminentemente social, puesto que tiene la función de sustentar y alimentar a toda la población. Poner en riesgo la seguridad y soberanía alimentaria de Argentina a través de la concesión de nuevos privilegios para las empresas transnacionales que están en el negocio agrícola es avanzar por el camino de la pérdida de soberanía para nuestro pueblo.
  • NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LAS SEMILLAS Y LA VIDA
  • FUERA MONSANTO Y LAS CORPORACIONES DEL AGRONEGOCIO DE AMÉRICA LATINA
  • POR UNA AGRICULTURA PARA ALIMENTAR Y EN MANOS DE LOS PUEBLOS
Organizaciones firmantes:
Movimiento Nacional Campesino Indígena
CLOC - Vía Campesina Argentina
GRAIN
Amigos de la Tierra
Acción por la Biodiversidad

FIRMA LA DECLARACIÓN EN: